El Heraldo de Puebla

Hablemos del hombre

Carolina Gómez Macfarland

NADA IMPORTANTE HA SUCEDIDO HOY…

El rey Jorge III, en 1776, tuvo que enfrentar la guerra de independencia de las trece colonias americanas respecto al Reino de Gran Bretaña. Sin embargo, justo el 4 de julio, cuando se declara este importante suceso, el rey escribe en su diario, “NADA IMPORTANTE HA SUCEDIDO HOY”.

Y no porque fuera indiferente ante esta situación, sino porque pasaban semanas, antes de recibir noticias de América.

La vida se mueve y busca su camino, aunque nosotros no lo sepamos. No nos pedirá permiso, las cosas suceden y pueden ser el resultado de acciones tomadas por el hombre, o no, pero se mueve, no por castigo divino, sino porque es preciso continuar, y ella no espera.

Si fue para algo bueno o malo, no importa, es preciso fluir, son momentos, son procesos de cambio, son crisis necesarias para acomodarse mejor y seguir dando más vida.

Hoy enfrentamos también, un movimiento importante, y si no preguntamos y entendemos el para qué, seguiremos culpándonos y en constante pánico. Nada de eso ayuda.

El ser humano es complejo, siente, analiza, toma decisiones, y siempre lo hace desde sí mismo y sus necesidades más profundas, y en esta búsqueda de satisfacción, se mueve y resuelve, por él, por su manada o por el mundo, nunca lo sabremos, porque las razones están en lo más profundo de su ser.

Sin embargo, estas acciones tomadas, a veces estudiadas y otras no tanto, impactan en todo aquel que le rodea. Y genera un movimiento que le permite cumplir con lo deseado y luego sigue con algo más. Siempre es así.

En estos días de incertidumbre, tenemos siempre la libertad de elegir qué pensar, qué respuesta dar a tantas preguntas, eso es lo que marca la diferencia.

Lo que estamos viviendo, no es un castigo, es una consecuencia de que se tomaron decisiones. Decisiones, como otras que también han traído cosas buenas a la humanidad. 

Por eso me parece una acción inerte intentar culpar a alguien. Porque, ¿sabemos realmente lo que pasa en el inconsciente de cada hombre? ¿por qué toma ciertas decisiones? No. Jamás, porque a veces ni él mismo lo sabe.

Solo podemos tener la certeza de que por ahí no hay que seguir, y de que continuaremos moviéndonos, nos guste o no.

La vida no puede ni quiere ir tan rápido como deseamos, no pide permiso, ni concede deseos y menos accede a berrinches, ella lleva su proceso.

¿Es tan difícil entender que todo el tiempo el mundo se mueve y cambia?

Se cambia y ya, por un momento una postura funciona hasta que llega otra nueva, que se adecua a nuestras necesidades actuales.

De todas se toma un poco, y de todas se aprende que, las cosas no duran para siempre.

Nos sentimos obligados a vivir situaciones que nos asustan, y a poner a trabajar lo que tantos años le llevó a la naturaleza darnos, la conciencia. Esa que nos ha permitido sentir, pensar, aprender, tomar decisiones, retomar lo perdido y lo ganado, y reconstruir nuestro sistema de creencias y que, sobre todo, nos ha permitido encontrar siempre un sentido a la vida.

Por eso, es preciso y urgente, recordar que estamos en movimiento y en un proceso de cambio que traerá cosas nuevas y buenas y que, igual que todo trabajo que pretende obtener un buen resultado, necesitará esfuerzo y generará sufrimiento, ese que necesitamos para entonces pasar a la siguiente etapa, y salir victoriosos.

¿No es esa la misión del hombre? ¿Dejar algo valioso a la humanidad?

Y RECUERDEN, TODO SALDRA BIEN AL FINAL. Y SI LAS COSAS NO ESTAN BIEN, ENTONCES, TODAVÍA NO ES EL FINAL.

Centro de Psicoterapia Puebla

Lo más visto

Quizá te interese

El Confesionario

Lilia Cedillo, gran impulsora de la cultura y su difusión

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email